2019 promete ser un año de fuertes cambios en el ámbito de la banca digital. Se trata de un mercado en pleno crecimiento, que gana en madurez y que capta cada vez más clientes, de la mano de su agilidad y facilidad de uso.

Argentina presta especial atención a este fenómeno, por varias razones. Por un lado, casi el 50% de su población adulta no está bancarizada; es decir, no tiene una cuenta en un banco. Por otro lado, posee un interesante ecosistema de jugadores que ganan peso en la región, siendo Mercado Pago el líder indiscutido a nivel local.

La “pata financiera” de Marcos Galperín pasó de ser un simple procesador de pagos para su plataforma de eCommerce, Mercado Libre, a ser un coloso que pelea mano a mano el negocio de procesadoras de pago como Prisma y First Data.

Para ello, inició en los últimos dos años un agresivo plan de expansión que incluyó en lanzamiento de pagos vía QR, tarjetas prepagas y hasta un fondo de inversión, donde los usuarios pueden generar intereses con el dinero depositado.

Claro que no está sola. Otros jugadores que apuestan a quedarse con una porción de la torta “fintech” son Wilobank, la gran apuesta de la familia Eurnekian en ese mercado; Ualá, fundada por el “millennial” Pierpaolo Barbieri; Brubank, del ex CEO del CITI, Juan Bruchou y Rebanking, de Grupo Transatlántica, entre otros.

Se trata de players con apuestas consolidadas y una “gran espalda” para expandir su negocio. En el caso de Ualá, por solo citar un ejemplo, recientemente recaudó más de u$s34 millones en su ronda Serie B, en donde Goldman Sachs Investment Partners invirtió más de la mitad del capital. Además, sumó una inyección extra de Tencent, el todopoderoso conglomerado online chino.

Para sumar más condimentos a este mercado, se confirmó en las últimas horas la llegada al país de Nubank, el banco digital más importante de Brasil y el más grande fuera de Asia.

No se trata de una empresa cualquiera. La firma ya recaudó cerca de 420 millones de dólares en siete rondas de inversión con grandes fondos como Sequoia Capital, Kaszek Ventures, Tiger Global Management y QED, entre otros. Su valuación supera ampliamente los u$s1.000 millones, siendo considerada uno de los unicornios latinomericanos de mayor proyección para los próximos años.

Así, queda armado el escenario para que el mercado de pagos, fondos y préstamos online consiga el envión definitivo de cara a su consolidación definitiva en los 12 meses venideros.

Se trata, además, de un fenómeno que obliga a una profunda reconversión de la banca tradicional, que ya comenzó con su propia transformación, pasando de los viejos “home bankings” a nuevas plataformas de banca online que puedan rivalizar con su nueva competencia, más moderna y con la capacidad de iteración propia de una startup.

¿Cómo será la tecnología que acompaña estos emprendimientos? ¿Cómo podemos ayudar las consultoras a que estos emprendimientos se desarrollen de la mejor manera posible y que creen nuevas oportunidades de trabajo?

LinkedIn
Facebook
Facebook