Los responsables de las organizaciones deben construir un ambiente laboral apto para poder atraer y retener el talento joven. Esto es una responsabilidad compartida por los distintos departamentos de una empresa, pero ¿Cómo hacer para poder lograrlo?

Fomentar la colaboración entre departamentos

La gran mayoría de los empleados cree que las personas no colaboran lo suficiente en la empresa. Los estilos de liderazgo autoritario no funcionan con la fuerza laboral más joven. La conciliación de la vida laboral y privada, la movilidad y una cultura de colaboración empresarial son alguno de los factores más importantes para la felicidad de los millenials en una empresa. Los empleados más jóvenes, al principio de sus carreras, quieren sentir que tienen libertad y apoyo suficientes para perseguir sus ideas y proyectos más allá de los límites de su posición laboral.

Crear oportunidades de aprendizaje continuo

La gran velocidad de los avances tecnológicos hacen que las habilidades de los trabajadores queden viejas con rapidez. Las compañías que tienen éxito en mejorar las nuevas habilidades de sus empleados tienen una mejor posición para retenerlos a largo plazo.Tanto los millennials como los jóvenes de la Generación Z quieren explorar sus intereses y vivir nuevas experiencias, por lo que reclaman trabajos que les permitan viajar por el mundo y ampliar sus horizontes.

Aceptar la responsabilidad social

Los consumidores son cada vez más conscientes del rol público que adoptan las empresas, una postura que influye como nunca en los comportamientos de compra. Según una encuesta de Cone Communications, el 76% de los consumidores estadounidenses se negarían a comprar productos o servicios de una empresa si apoya un tema contrario a sus creencias. El mismo porcentaje estaría dispuesto a investigar si una empresa es auténtica o no en temas sociales y ambientales. Esta postura social no sólo afecta a las ventas de las empresas, sino a su capacidad de contratación. En concreto, los millennials quieren trabajar para aquellas organizaciones que se alinean con sus valores.

Ofrecer beneficios inesperados a los empleados

Los millennials buscan diferentes opciones de beneficios a los de sus compañeros más experimentados. Los programas de bienestar que enseñan a ordenar sus finanzas están creciendo rápidamente entre las empresas que tratan de aumentar la productividad, ya que “los trabajadores desperdician 20 horas de tiempo de la compañía al meses pensando y gestionando sus finanzas personales”, según el Dr. Thomas Garman, de Virginia Tech.

Priorizar la conciliación entre la vida laboral y la privada

Los millennials y la Generación Z prefieren gastar su dinero en experiencias que en cosas materiales, así que prefieren para trabajar organizaciones que no sólo respeten los límites entre el trabajo y la vida privada, sino que también animen a sus empleados a llevar una vida plena fuera de la oficina. Las empresas que prioricen las experiencias personales de vida de sus propios empleados tendrán mucho ganado crearán evangelistas de forma natural entre ellos.

 

Fuente: Más que negocios