Si bien no hay que perder de vista que la concepción original de Linkedin es la de ser una red social, para intercambiar información y novedades, hoy en día su uso principal está en la publicación y búsqueda de empleo. Es por eso, que es bueno dar consejos para que nuestro perfil pueda resaltar entre los miles de candidatos que están en proceso de búsqueda:

  1. No hay que olvidar que Linkedin es mucho más que un portal de empleo: como dijimos en el primer párrafo, es una red social y no sólo un portal de búsquedas, tenés que enfocarte en agregar contactos de interés, generar conversación, publicar noticias e información que sean relevantes para la comunidad y así ganar relevancia.
  2. Tener una URL personalizada: para cambiar tu URL solo tenés que ir a tu perfil y hacer click en donde dice «Editar URL y perfil público» que aparece en la esquina superior derecho. Se pueden poner entre 3 y 100 caracteres y se puede cambiar hasta 5 veces en un período de 6 meses. Tiene que ser todo seguido y no admite caracteres como acentos y puntos.
  3. Tu titulo de Linkedin debe resaltar lo que ofrecés como profesional y no para indicar tu puesto actual o tu interés por conseguir una posición. Si querés cambiar de trabajo o si un reclutador ve tu perfil, va a asociarte más con tu posición que con tus cualidades
  4. Encontrá las palabras claves que van a posicionarte mejor: tenés que fijarte cuáles son los términos que utilizan las ofertas de trabajo a las que te gustaría aplicar y ponerlas en tu perfil. También debés analizar las cualidades de los otros que tienen un perfil similar al tuyo.
  5. Hacé tu perfil de Linkedin público en Google: si bien no es lo más frecuente, te puede ayudar a sumar una vía más para que un reclutador o head hunter te pueda encontrar. Para eso tenés que entrar a la pestaña de «Ajustes de privacidad» y desde ahí ajustar en el apartado «Editar tu perfil público».

Esperamos te sirvan estos consejos. Si querés también podés chequear todas las búsquedas que tenemos disponibles en Tecsol Group.