Centennial y Millennial son las dos generaciones que, actualmente, acaparan gran parte del mercado laboral. Los jóvenes profesionales del siglo XXI presentan sus propias ideas y motivaciones, en muchos casos totalmente distintas a las que pregonaron otros grupos, como los famosos baby boomers.

Hoy, la movilidad laboral se ha convertido en la opción de facto para millones de personas en todo el mundo. En décadas anteriores, la regla indicaba que un trabajador podía pasar varias décadas bajo el paraguas de una misma empresa; hoy, en cambio, la realidad es otra.

Un informe realizado por la firma de recursos humanos Michael Page International confirma este panorama.

Un 33% de los encuestados, de entre 20 y 25 años (centennials), están abiertos a mirar ofertas laborales aún cuando están empleados. La cifra es del 23% en la llamada generación millennial.

En la generación X, hay dos miradas: entre 40 y 45 años, el porcentaje es del 18%, mientras que de 45 a 50 años, asciende al 20%.

Tiempo de cambio

Respecto a si estarían dispuestos a expresarles a sus jefes su deseo de dejar el trabajo actual por otro, el grupo de 25 a 30 años estuvo de acuerdo en hacerlo en un 80%, seguidos por la franja de 20 a 25 años, de 40 a 42 años y de 45 y 50 años con el 70%.

A la hora de responder cuál sería el momento indicado de hacerlo, el 68% de los encuestados estuvo de acuerdo en que les informarían a sus jefes el mismo día en el que aceptan la nueva oferta laboral.

Por otro lado, el análisis de Michael Page reveló que todas las generaciones acuden a su red de contactos para conseguir un nuevo empleo.

En promedio el 59% de los encuestados sienten mayor comodidad a la hora de buscar un nuevo trabajo por medio de su red de contactos. Esta alternativa es utilizada activamente por la generación X, mientras que los millennials y centennials prefieren hacerlo, no solamente a través de su red de contactos, sino también por medio de bolsas de empleo y redes sociales”, señaló la firma.

Nuevas modalidades de trabajo

Según Deloitte en su Encuesta Millennial 2018, los jóvenes buscan esquemas de trabajo más flexibles, con horarios que les permitan realizar otras tareas, a la vez que buscan una mejor paga.

Actualmente, existen distintas tendencias en el mundo del trabajo que se están implementando en todo tipo de empresas, con el objetivo de captar nuevos talentos y conservarlos, aprovechando las bondades de las nuevas tecnologías y la conectividad en todo lugar.

A priori, existen tres grandes corrientes:

  • Workation: combina el trabajo con los viajes, de tal forma que los trabajadores tienen la posibilidad de moverse a otras ciudades por cuestiones laborales, cumplir con los objetivos y, al mismo tiempo, disponer de un tiempo extra para poder conocer los puntos turísticos del destino en donde llevan a cabo tareas. Esto, a priori, los motiva a aumentar su productividad, ya que buscan generar soluciones efectivas para terminar pronto su jornada y dedicar un tiempo al ocio.
  • Freelancer: permite a los jóvenes tener un mayor control sobre el trabajo. Ser “el propio jefe” permite disponer de más tiempo para realizar actividades recreativas siempre que se gestione de forma ordenada el horario de cada tarea. Por otro lado, facilita la reducción de gastos y brinda la posibilidad de tomar encargos de distintas empresas
  • Home office: esta variante permite a un empleado contratado realizar sus tareas desde su casa, sin necesidad de tener que trasladarse a la oficina. Este formato permite disponer de una mayor flexibilidad en los horarios, que pueden ser aprovechados para distintas actividades recreativas.

Según un estudio de Deloitte, en 2025 el 75% de la fuerza laboral del mundo pertenecerá a estas generaciones. Los millennials y centennials no solo son los nuevos profesionales, también son los nuevos consumidores, los nuevos clientes y, en breve, estarán dirigiendo las empresas; por este motivo es necesario ir adaptándose a su forma de trabajar.

LinkedIn
Facebook
Facebook