La idea tradicional de que el trabajo debe dividirse en tareas que deben realizar colaboradores a tiempo completo está claramente obsoleta.

Las empresas están dejando de ser organizaciones rígidas para convertirse en redes flexibles con el fin de sacar lo mejor de cada uno.

Hay que acomodarse a las distintas preferencias de su staff, que van desde un empleo fijo a tiempo completo, hasta tener el control total de su forma de trabajo. Las que se adapten tendrán una mejor sobrevida y las que no, las que se aferren a un modelo actual lo tendrán más difícil.

El futuro ya llegó

Este nuevo modelo laboral ya existe en las organizaciones innovadores.  Las que han adoptado esquemas de trabajo inteligente/trabajo ágil/smart work como estrategia de negocio y han cambiado su cultura de liderazgo están viendo ya los beneficios.

En cambio, los líderes que han aceptado los nuevos modos de trabajo solo por hacerloy no han adaptado su cultura, se encontrarán con empleados frustrados y poco productivos.

Hace falta un claro liderazgo desde arriba para desechar determinados procesos jerárquicos e introducir una estructura más horizontal. Los ejecutivos tienen que actuar de acuerdo con los nuevos valores del mundo de los negocios y delegar poder de forma activa en sus empleados. Un ejemplo de esto es el caso de Unilever, que durante los últimos años, ha ido introduciendo modos de trabajar radicalmente nuevos en sus sedes de todo el mundo. Así es su programa de Trabajo Ágil, que contiene los siguientes principios:

  • Todos los empleados pueden trabajar en cualquier momento y lugar siempre que cumplan con las necesidades del negocio.
  • Los líderes deben dar ejemplo trabajando de un modo ágil.
  • El rendimiento se determina por los resultados, no por horas de presencia. Todo empleado tiene un plan personal de trabajo que especifica los resultados deseados y la manera de medirlos.
  • Evitar los viajes siempre que sea posible.
  • Se evaluará anualmente la capacidad de los directivos de fomentar la agilidad laboral y de esta evaluación dependerá una parte variable de su salario.

Se exige a los líderes que sean un modelo y adopten los principios, la tecnología y los medios del Trabajo Ágil. Alrededor del 20% de los puestos de altos cargos de Unilever es «de libre localización», lo que significa que quienes los ocupan pueden residir en cualquier lugar del mundo. La empresa ha invertido en formar a la gente en los objetivos del negocio, en cómo trabajar y colaborar de forma remota y en gestionar y participar en equipos virtuales.

 

Fuente: BBVAOpenmind