Hay una nueva normalidad, las cosas pueden ser que no vuelvan a ser cómo eran, las maneras de trabajar tradicionales ya no resultan efectivas y la skill más solicitada para el 2020 sin dudas es la capacidad de adaptación.

Una de las áreas más prominentes es la del liderazgo. El paradigma que afirmaba que los trabajadores no eran confiables si se quedaban en su casa ha sido hackeado. Los managers han sido también puestos a prueba para saber cómo manejaban los equipos a distancia.

Si bien las primeras semanas fueron de adaptación, con mucha incertidumbre sobre la salud, seguridad y el futuro; ya luego de un tiempo, la nueva normalidad se ha convertido en la forma de llevar adelante las organizaciones. Empresas como Twitter, Facebook, Microsoft and Square han hecho que el trabajo desde casa sea una opción viable y que ellos mismos decidan si se quieren quedar en casa o no.

Seguro que el liderazgo continuará evolucionando. Los líderes tienen que aprender a ser el soporte de los trabajadores remotos. Herramientas del cloud ayudan a mejorar el día a día y la comunicación; aunque todavía falta mucho, la realidad se está acomodando.

La confianza es lo que más importa

Supervisar un equipo sin los beneficios que dan las salas de reuniones, salas de estar o el cruce constante entre los pares, puede ser un desafío, ahora quienes estában llevando adelante equipos, deban adaptarse rápidamente.

¿Por dónde deben empezar? Por un lado, por supuesto, están las herramientas tecnológicas, pero de manera aislada no se puede construir engagement, ni asegurarnos buena productividad y performance. Liderar y manejar de forma efectiva equipos comienza con la confianza.

Sin confianza, nada realmente importa.

«¿Crees que los empleados pueden alcanzar el éxito?» Esa es la primera pregunta que debemos hacer, tanto si la respuesta es negativa o afirmativa, debemos hacernos preguntas y un análisis. Si la respuesta es «sí» debemos preguntarnos:

  1. ¿Cuáles son los motivos por los cuales los empleados van a tener éxito trabajando de forma remota?
  2. ¿Estos motivos están basados en hechos o en presunciones?
  3. Si es una presunción ¿Qué cosas adicionales tenés que saber?

Si la respuesta es «no»:

  1. ¿Por qué creerías que no pueden tener éxito?
  2. ¿Qué necesitan para convertir ese «no» en un «si»?
  3. ¿Qué herramientas o recursos debemos darles para lograr obtener un «si»?

También podemos hacer preguntas similares sobre estos temas:

  • Accesos y pedidos de colaboración.
  • Reuniones de equipo.
  • Moral del equipo.
  • Feedback de reuniones.

Manejar equipos remotos y distribuidos puede ser complicado bajo circunstancias normales. Si a esto le sumamos una pandemia, la tecnología disruptiva y las tensiones aumentan. Con o sin crisis, los empleados buscan respuestas en sus líderes. Estas respuestas setean el humor y el comportamiento de los empleados. Las indicaciones de los líderes deben influir confianza y una dirección clara para accionar.

Fuente: Rework

LinkedIn
LinkedIn
Facebook
Facebook