Muchos de nosotros llevamos más de 100 días de cuarentena en nuestros hogares y nos hemos visto obligados a trabajar desde casa, adaptándonos a la nueva realidad, y generando nuevos hábitos que no conocíamos hasta ahora.

Por eso, y para que el stress no nos gane, te dejamos esta lista de tips para que te puedas organizar de una manera proactiva:

  • Lugar designado: tenés que tener un lugar específico para poner todos los elementos referidos a tu trabajo, esto te va a ayudar a no tener todos tus elementos delegados por la casa, y que no sientas que tu trabajo ocupa todos los lugares. Si bien muchos tenemos notebooks, debés asignarle un lugar fijo dentro de tu casa y que siempre quede allí.
  • Hora del almuerzo: aunque parezca una obviedad, esta hora debe ser respetada para desconectarte, para comer tranquilo sin la computadora al lado, para que puedas retomar tus tareas por la tarde con mayor concentración e intensidad.
  • Agenda y horarios: si los horarios no existen, nos podemos dispersar de manera muy fácil, o que un día trabajemos 14 horas y al otro 4, siendo estoy muy desparejo. Cuanto más nos organicemos, más productivos vamos a hacer. Y podremos reconocer cuál es el momento para cada actividad.
  • Tu principal enemigo es el sillón: a todos nos gusta estar cómodos, pero por lo general los sillones y las sillas de descanso hacen que tengamos dolores de espalda y que sintamos molestias. Si tenés la posibilidad, comprá una buena silla de oficina o de computadora, que sea cómoda y ergonómica.
  • Cuerpo en movimiento: es clave hacer ejercicio, podés tomar mini-recreos para estirar columna y espalda. Elevar las piernas y estirar, como también practicar cinco minutos para respirar y meditar, te puede ayudar a bajar las tensiones del día a día.

Tené en cuenta estos consejos para mejorar tu día a día, y adaptarte mejor al Home Office.

LinkedIn
LinkedIn
Facebook
Facebook