La transformación digital trae aparejada la inexorable migración de las personas hacia nuevas formas de trabajo. Con una revolución industrial que va camino a los 3 siglos de existencia, es inevitable que la tecnología trace el camino hacia una nueva era en la que la innovación jugará un rol fundamental a la hora de establecer el marco de los oficios del futuro.

Si bien es claro que nuevas herramientas están modificando de manera profunda las relaciones actuales de trabajo, también es importante notar cómo está creando nuevas posiciones, muchas de las cuales deberán ser ocupadas con competencias que aún no han sido creadas.

Ingeniería en robótica, ciencias de la computación, ingeniería ambiental, biotecnología, ingeniería, genética y mecatrónica, son de las carreras más apuntadas a la hora de pensar en los oficios del futuro.

Todas comparten un eje en común: será la inteligencia artificial la encargada de potenciar no solo a las fuerzas laborales que se vienen, sino también de potenciar las capacidades de los humanos de la mano de características nunca vistas en el desarrollo de la sociedad.

Así, se estima que se crearán más de 58 millones de nuevos puestos laborales en el mundo, producto de nuevas especializaciones.

Los perfiles STEM, es decir, personas con habilidades orientadas a la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas serán las apuntadas para liderar esta vanguardia. A ellos se sumarán aquellos que posean cualidades creativas, pensamiento crítico, inteligencia emocional y flexibilidad cognitiva, características esenciales para tener las mejores oportunidades laborales en la próxima década.

Estos son cinco trabajos que ya irrumpieron con fuerza o lo harán en el próximo lustro:

Expertos en Big Data

Se estima que la mitad de la lista de los empleos tecnológicos en los próximos 5 años estén acaparados por el Big Data, que busca cada vez más expertos. Se trata de una tecnología en pleno auge, pero que todavía tiene mucho por explorar.

Impresión 3D

El campo de la manufactura sufrirá cambios gigantescos con la masificación de la impresión 3D en el ámbito de la producción a gran escala. Esto requerirá de nuevos saberes y expertos que sean capaces de llevar adelantes las fábricas del futuro.

Por otro lado, se espera que la impresión en tres dimensiones tenga un fuerte impacto en el campo de la salud, sobre todo en lo referido a las prótesis. Incluso, el futuro espera desarrollos 3D en el campo de la gastronomía; en definitiva, las posibilidades son infinitas.

Edge computing

El próximo paso de la unión entre el cloud y el IoT es el edge computing; es decir, la capacidad para procesar datos muy cerca o en el mismo lugar en el que se generaron. Esto significa que, por ejemplo, en el agro, donde la conectividad es limitada, el procesamiento inteligente de ciertos datos se podrá dar en la maquinaria misma, permitiendo una sustancial mejora en el rendimiento de estas tecnologías.

Es por eso que se necesitan profesionales que sepan mantener esos sistemas. Respecto a los estudios que se necesitarán todo indica que serán perfiles con un grado en ciencias computacionales, electrónica, telecomunicaciones o ingeniería eléctrica.

Realidad aumentada

El campo del entretenimiento tiene un futuro inmenso en la realidad virtual y, sobre todo, en la realidad aumentada, ya que permitirá a los humanos compartir el mundo real con creaciones 100% digitales.

Diseñadores, creadores e ingenieros se ven involucrados en esta tecnología capaz de transportar a las personas a escenarios ficticios generados de manera digital. Su aplicación es muy amplia, desde sanidad a educación, pasando por el marketing y la automoción, por lo que serán uno de los empleos tecnológicos más demandados del futuro.

Medioambiente

Lo ambiental seguirá ganando terreno. Por ello, otro de los títulos universitarios con futuro es la ingeniería ambiental, una especialidad que prevendrá el deterioro de los recursos naturales. ¿En qué consiste? Básicamente, en diseñar estrategias para la prevención y control de los impactos ambientales.

Otras de las carreras de impacto es la biotecnología, una ciencia que prometen que salvará miles de vidas. Gracias a ella, los especialistas podrán crear productos que satisfagan necesidades especiales en organismos vivos.

LinkedIn
Facebook
Facebook