¿Cómo hacer para no fallar en una entrevista de trabajo? ¿Qué tenemos que tener en cuenta? Lograr una entrevista es un logro, que tu CV se destaque por sobre el resto no es fácil. Hay que demostrar las habilidades para convertirse en el candidato ideal para una empresa, y saber los errores que tenés que evitar, entre ellos son:

1. Mostrarte indiferente

La entrevista es un punto de encuentro entre la empresa y el candidato. Quieren conocerte y que vos los conozcas, y saber de esta forma si podés encajar en el puesto e integrarte en la compañía. Un gran error es mostrarse pasivo durante el encuentro, es decir, no demostrar interés por el que podría ser tu puesto de trabajo ni por tu futura empresa. Como siempre recomendamos: recordá visitar la web de la empresa y su perfil en las redes, leer las publicaciones e intentar indagar cómo es la vida dentro de la compañía.

2. No transmitir tu valor diferencial

Podés demostrar que conocés el puesto y la compañía es un gran punto a tu favor, pero no olvides que en una entrevista de trabajo la mayor parte de la conversación se centra en vos. Los reclutadores quieren conocerte y saber qué podés aportar al puesto. Un gran error es no ser capaz de transmitir tu potencial y valor diferencial como profesional.

¿Cómo hay que hacer para lograrlo? Hay que prepararse y analizar tu experiencia laboral, tené a mano tu CV, tomá las riendas y planificá con atención tus respuestas para ser conciso y no dejar que nada importante de lado.

3. Dar respuestas triviales

La persona que tenés enfrente probablemente tenga que entrevistar con un buen número de aspirantes al mismo puesto, no hay nada más desesperante que tener que escuchar las mismas respuestas repetidas una y otra vez. Lo importante es olvidar las generalizaciones e intentar siempre aportar valor con la ayuda de ejemplos de situaciones concretas a las que te hayas enfrentado.

4. Ser negativo

Tu actitud debe ser dinámica y optimista. Pocas cosas más desalentadoras que enfrentarse a un interlocutor repleto de negatividad, con falta de ganas y lleno de quejas. Hay que desterrar la negatividad del discurso y “hablar en positivo”.

El entrevistador quiere comprobar tu capacidad para resolver problemas y trabajar en equipo. Si enfocas esas experiencias desde la negatividad y la culpa dirigida hacia los demás, corrés el riesgo de que te vean como una persona incapaz de reconocer los errores o adaptarse.

5. Fingir ser alguien que no sos

Mentir sobre tus habilidades o títulos puede ser realmente contraproducente, ya que se trata de aspectos muy fáciles de comprobar. Basta con que te pidan que demuestres tu credenciales o simplemente te hagan alguna prueba de conocimientos. Y hay pocos errores peores en una entrevista de trabajo que aparecer como un profesional en quien no se puede confiar.

Fuente: Welcome To The Jungle