Mentir o falsear en el contenido del CV puede tener consecuencias, que irán de más leves a más graves en función de los datos falseados y de las consecuencias derivadas de esa mentira.

Para evitar posibles problemas futuros, recomendamos ser completamente sinceros. Esto no quiere decir que no podamos elegir qué contar y qué no contar de nuestra historia profesional, pero, en cualquier caso, lo que traslademos a nuestro interlocutor o a nuestros futuros jefes debe ser siempre verdad ¿Cuáles son las principales consecuencias de mentir en tu currículum?

¿Falsear el currículum es ilegal?

En pocas palabras, falsear el currículum puede ser causa de despido con causa y, además, suponer un delito de falsedad documental, cuya pena puede llegar a ser grave. Dependiendo del trabajo, las consecuencias de contratar a alguien que no está debidamente preparado, pueden ser fatales para la empresa, e incluso para la salud de las personas.

Tenemos un par de ejemplos: alguien que dice ser arquitecto técnico o alguien que dice ser dentista, pero ninguno de los posee el título correspondiente, y su contratación provoca retrasos en una obra y entorpece el tratamiento de varios pacientes, respectivamente.

¿Qué pasa si mentimos en el Curriculum Vitae?

Estas son las consecuencias a las que nos podemos enfrentar si mentís en tu currículum, siempre en función de la importancia de los datos falseados:

  • Riesgo para la empresa y para la salud o integridad de las personas, dependiendo de la actividad: contar con personal sin la suficiente cualificación puede provocar grandes pérdidas económicas y puede suponer también un riesgo físico para clientes o pacientes.
  • Causa de despido procedente: la empresa podrá despedir al trabajador de forma procedente, es decir, sin derecho a una indemnización por despido, si acredita que este ha mentido en cuanto a su formación o experiencia.
  • Puede ser un delito de falsedad documental: falsear documentos oficiales, en este caso títulos académicos, pueden ser muy severas.